40 AÑOS
A los 7 años canté mi primera sevillana delante de personas en silencio. Y a los 40 siguen escuchándome, aunque no siempre en silencio. A los 16 años recorrí mis primeros miles de kilómetros y a los 40 vengo de hacerme mil cien. A los 19 compuse mi primera canción con éxito y a los 40 saldrán otras de mis canciones al mercado. A los 23 años saqué mi primer disco y a los 40 saldrá mi nuevo trabajo. A los 33 años actué en mi primera obra de teatro y a los 40 voy a enseñar a interpretar a niños. Este trabajo es eterno, Amigos. Es indudable e incuestionable. Es un trabajo por el que se nace y muere en cada actuación y se vuelve a renacer. No es temporal ni de temporada, según se vea. No es compatible ni complementario. Es súbito, llega y se queda. No es manipulable porque no engaña. Es objetivo en valía. Se estudia, se trabaja, se disfruta y se sufre. Es tangible porque emociona. Es una puñetera verdad como la copa de un pino. Y el que la pinte de otra manera miente cual bellaco sin razón.
Quiero dar las gracias a cada una de las personas que han creído y creen en mi.
A mis Padres, Hermanos y Sobrinos. Sobre todo por vuestra preocupación: ¿Dónde está el niño? ¿Estas comiendo bien, hijo? ¿Le has mirado los niveles al coche? ¿Enano, esa canción no te pega? ¿Necesitas pasta? ¿Te han tratado bien, hijo? ¿Tio Alex, yo quiero ir a verte?
Vosotros sois esa parte indispensable de apoyo y crítica objetiva. Intento estar a la altura y seguir, aunque no me de por aludido, vuestros consejos. Soy buena persona, no me dopo y tengo muy claro donde quiero llegar. Una vez me dijeron que mi Abuelo, como Artista que era, fue un gran caballero y tenía mucho gusto. Pues por ahí me muevo eludiendo callejones sin salida, malas compañías y actos por los que avergonzaros. He cometido errores, por supuesto, pero sigo respirando con la cabeza bien alta. Gracias por llevarme al aeropuerto y a la estación, por cuidar de mi casa, por tener mi ropa preparada… y por quererme por encima de todas las cosas. Vuestro Hijo, Hermano y Tío.

A mis Amigos. Los de siempre y los de hace poco. Sé y entiendo que soy muy poco visible, pero estoy sin la menor duda. Sé que he podido equivocarme muchas veces en elegir las opciones que me acercaban a vosotros y no sabéis cuanto lo siento. Sé que estáis por y para siempre y ese es uno de mis tesoros. Quiero que comprendáis que cuando vosotros descansáis yo trabajo. Que podía haber ido al Rocío y no he ido, que he faltado a las noches de los Jueves en muchas ocasiones, que he perdido el tiempo queriendo estar solo… Pero no os quepa la menor duda que valoro vuestra figura como algo sanguíneo y vuestras alegrías y desdichas son las mías. Prometo ser mejor y querer a vuestros hijos cada día mas. Vuestro Amigo.

A mis Músicos. A todos los que habéis pasado por mi vida ayudándome a ser mejor Artista en cada una de vuestras notas. A los que están lejos de mi lugar de trabajo y a los que se han distanciado por diferencia de opiniones. A los que actualmente sufren las curvas, el albero, los equipos de sonido, el mal estilo, el calor, el frío y la llegada a casa a horas tan tardías. Os lo intento compensar con comprensión, cuidados, dignidad, buenas comidas y haciendo equipo. Nunca podré agradeceros vuestra capacidad como profesionales y mi admiración es y será infinita por el resto de los tiempos. Viva las personas que aman a la Música y la trabajan con dignidad y adoración. Vuestro Compañero

Al Público. Porque os tengo, Gracias a Dios. Que seria de un artista sin nadie a quien actuar. Ya sabéis, la mayoría de vosotros que me seguís con asiduidad, que intento estar cerca de vosotros, vaciarme para vuestro disfrute y ser normal en el trato. En alguna ocasión habré sido despistado, poco atento o malhumorado, y os pido perdón. Pero me gustaría que entendieseis que también soy persona y por mucho que intente aspirar a la excelencia en alguna ocasión mi luz roja se ha encendido y he saltado por peteneras. No me gusta ser así, ya lo sabéis. Y espero y deseo que no me lo tengáis en cuenta y os pese mas la idea de venir a disfrutar conmigo porque, como ya sabéis, mi única intención es alegrar vuestros corazones. Cantaré por Rumbas, a Piano o actuaré en un Teatro siempre con la intención de que la Magia de mi profesión invada vuestros momentos de ocio y disfrute. Gracias por vuestra complicidad y vuestra fe en mi. Vuestro Amigo

A mis compañeros. A los que lo son. A esos que no se consideran Rolling Stones y que luchan por dignificar nuestro trabajo estando tanto tiempo separados de las familias, batallando por sueldos lógicos, jugándose la vida por las carreteras para llegar a la hora, mal durmiendo y sufriendo dolores musculares, tendinitis, afonías… A esos que los Lunes no son al sol y desde la penumbra atan los bolos para poder pagar la luz, el agua y el gas. A esos que les importa mas una sonrisa bailando a su compás que pensar en la camisa que me voy a poner para actuar. A esos que me dedican piropos, se ponen firmes al verme y me tienen en consideración porque yo también lo hago cuando os veo y pienso en vosotros. A esos que entienden que para cantar o interpretar lo primero que hay que hacer es saber las limitaciones propias y no las del compañero. A esos que no conjugan la mezquindad, el zancadilleismo y la soberbia. A esos que son una auténtica maravilla para nuestros sentidos y son Artistas desde que se levantan. Mi agradecimiento mas sincero por hacerme disfrutar tanto. Vuestro Compañero.

Y a ti, mi Amor. Por ser cocinera, decoradora de interiores, estilista, diseñadora, entrenadora, compañera, maga…. Por dejarme ser tu peón, tu pinche, tu modelo, tu…. Tu Padre. Por apostar por mi cuando me arreglo y decirme que voy guapo. Por decirme que qué bien hueles. Por escucharme en silencio cantar y decirme qué chulo. Por querer saber donde voy, donde estoy y cuando vuelvo. Por esperarme hasta caer rendida. Por tus despertares tan activos. Por recibirme y despedirme con una sonrisa. Por llenarme la casa de Amigas. Por llenar mi Vida de Vida . A ti, mi Reina. Por acompañarme en la distancia y por tenerme en cuenta. Por hacerme sentir el tío mas gracioso del mundo y el mas severo a la vez. Por estar presente en el minuto antes de actuar en mi pensamiento y en el corazón. Ojalá pueda durarte otros 40 años o mas para ver esa carita tan preciosa y ayudarte en todo lo que te viene encima. Tu ocho tumbado. Papá
Gracias a la Música y al Teatro. Por dejarme formar parte y enseñarme la integridad, el valor y la humanidad de vuestro Arte. El Privilegio de trabajaros me acompañará en cada año que pase. Desde lo más profundo de mi corazón, y con sinceridad, a todos GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *